Buscar contenido publicado en el Club

jueves, marzo 11, 2010

Doce Haikús de Carlos Pérez Mujica

Una selección de Ednodio Quintero
Médico de profesión, nativo de La Independencia (Yaracuy) y graduado en la ULA, Carlos Pérez Mujica ha encontrado en el haikú la forma poética más apropiada a su sensibilidad. El haikú es un poema breve de origen japonés, compuesto por 17 sílabas, repartidas en tres versos de 5-7-5 sílabas respectivamente. Contiene, por lo general, una alusión a la estación del año. El haikú deriva del waka, poema breve pero un poco más extenso, y su prestigio se le debe a Matsuo Basho (1644-1694), poeta japonés que lo impregnó de un profundo sentido religioso derivado de su conocimiento del budismo zen. Issa Kobayashi (1763-1827) llevó al haikú a un esplendor inigualable.
Curiosamente este tipo de poesía, que pareciera ser ajena a otras culturas, ha encontrado eco en lengua castellana, habiendo sido cultivado con acierto por muchos poetas, entre los cuales podemos destacar a los mexicanos José Juan Tablada y Octavio Paz. Éste último se distinguió además por su contribución a la traducción del libro cumbre de Matsuo Basho: Sendas de Oku.
Ofrecemos a continuación una muestra de los haikús de Carlos Pérez Mujica, algunos de una rara belleza, tomados de su libro mínimo Asahi, El Alba, de reciente edición.



Primavera:
Una sonrisa
Feliz se balancea
Desde el columpio

Chicas y flores
En el parque… y un aroma
¿De qué flor vendrá?

Y saltó un pez
Destello de escamas
Bajo la luna

Verano:
Al atardecer
Se ve más negro el cuervo
De tu mirada

Por más que corras
Caballo, el viento siempre irá
Delante de ti

Al borde del mar
El viento de tanto sol
Huele a romero

Otoño:
Sentimentales
Las hojas con el rocío
Sueltan el llanto

Entre las nubes
Esconde su gordura
La luna llena

Sin ti noviembre
El año nunca sería
Tan colorido

Invierno:
Desata el viento
Mar de olas sin jinete
Ya desbocadas

En medio del frío
Sentada en la banca está
Quieta la nieve

No ha llegado…
Duele el frío del tiempo
Mientras espero

Foto: Ednodio Quintero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada